El corredor del laberinto 5

El corredor del laberinto: Información clasificada

James Dashner

Traducción: Noemí Risco Mateo
Ilustraciones: Lehanan Aida

Libro

  • Todos tus libros
  • Corte inglés
  • Fnac
  • Casa del libro

E-book

  • Amazon
  • Nubico

CRUEL ES BUENA... ¿O NO?

Con afán de responder a esa pregunta, aquí se presentan varios expedientes clasificados de la organización: e-mails sobre el origen del Destello, conversaciones grabadas, recuerdos suprimidos de clarianos como Minho... Además de retratos que se han hallado de los personajes clave de la trilogía.

«TODOS MORIRÁN. DA IGUAL LO QUE HAGAMOS. DEJEMOS QUE GANE LA NATURALEZA».

Trailer de la película
James Dashner

James Dashner (Georgia, 1972) cosechó un éxito mundial con la novela El corredor del laberinto (Nocturna, 2010), primera parte de una serie homónima seguida de Las pruebas (Nocturna, 2011), La cura mortal (Nocturna, 2013), El Destello (Nocturna, 2014), El corredor del laberinto: Información clasificada (Nocturna, 2015) y El código de CRUEL (Nocturna, 2016). El corredor del laberinto se ha traducido a más de 40 idiomas, es superventas en muchos países y las dos primeras entregas se han llevado al cine por la 20th Century Fox con gran éxito de taquilla. La tercera película se estrena en 2018.

El corredor del laberinto: Información clasificada
Ficha
ISBN:

978-84-943354-3-3

Fecha de publicación:

Abril 2015

Encuadernación:

Rústica con solapas

Páginas:

104

Precio:

9,95 €

Colección:

Literatura Mágica, n.° 21

Serie:

El corredor del laberinto

Género/temática:

expedientes (ficción), pruebas, juegos mentales, laberintos

En esta misma colección
Noticias relacionadas
  • Brenda
  • Janson
  • Jorge
  • Newt
  • Teresa
  • Thomas
  • Aris

No podrás dejar de leer El corredor del laberinto.

Kiss the Book

El corredor del laberinto no es apto para claustrofóbicos.

Kirkus

Con un ritmo narrativo trepidante, sobredosis de giros argumentales y sin escatimar en muertes, James Dashner consiguió entrar en la lista de títulos más vendidos de The New York Times y conquistar a los lectores.

El País